IKIGAI es un término japonés que no tiene una traducción exacta al español. Sin embargo, se le atribuye un significado especial: "Tener una razón para vivir".

Muchas veces esa razón para vivir es la que nos desafía para alcanzar nuestros objetivos.

Desde la Fundación Ikigai, un equipo de Coaches Ontológicos Profesionales, acompañamos a las personas a que puedan lograr sus objetivos presentes.

Nos especializamos en diseñar y crear espacios de aprendizajes para que las personas logren alcanzar su mejor versión, apropiándose de nuevos recursos linguisticos, corporales y sobretodo emocionales. 

Somos una institución que brinda formaciones para el desarrollo de las habilidades personales, sociales y profesionales. Nuestros programas de formacón están diseñados para que las personas logren:

  • 1ro. expandir sus posibilidades de acción.
  • 2do. mejorar la efectividad en sus conversaciones.
  • 3ro. conectar mejor con sus emociones como así también con las emociones de los demás.

Logrando estos objetivos básicos buscamos que las personas puedan sertirse a gusto y en bienestar en los contextos que se vincula, ya sea personal, social o laboral.

Es por este motivo que "nuestro compromiso" es generar espacios de aprendizajes con  programas destinados al desarrollo profesional (Carreras Profesionales de 1 y 2 años), programas de especialización para el desarrollo personal o laboral (Cursos especializados) o espacios de aprendizajes de libre acceso para aquellas personas que busquen conocer como lograr desarrollarse personalmente en sus habilidades sociales, o como poder desarrollarse profesionalemente en sus espacios de trabajo.

MISIÓN: Crear y Promover espacios de aprendizajes para que las personas puedan desarrollar y/o potenciar sus habilidades personales en un contexto social o profesional, contribuyendo a mejorar sus condiciones de vida.

VISIÓN: Ser una organización referente en formaciones destinadas al desarrollo de las habilidades personales, sociales y profesionales. 

VALORES: Alegría - Respeto - Honestidad - Humildad - Solidaridad - Gratitud.

Los fundamentos de nuestros valores:

Alegría: Es la actitud positiva de encontrar la felicidad en lo que hacemos, incluso en medio de situaciones adversas.

Respeto: Es la capacidad de aceptar la forma de ser y de pensar de las personas. Sus opiniones, creencias, sentimientos y preferencias, sean o no iguales que las nuestras. Es Validar al otro como un auténtico otro.

Honestidad: Es la capacidad de hablar con sinceridad, decir lo que pensamos o creenos teniendo en cuenta que "NO es LA VERDAD" (es mi opinión, mi mirada) sabiendo admitir o reconocer cuando cometemos errores.

Humildad: Es la capacidad de reconocer los errores y las actitudes que se deben mejorar. Nos permite conocernos a nosotros mismos, saber que tenemos defectos y aceptarlos, entender que siempre se puede sacar un aprendizaje de todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

Solidaridad: Es la acción que nos impulsa a involucrarnos de manera desinteresada con los demás, para ayudarlos o asistirlos a resolver sus problemas. Este valor es fundamental para que una sociedad funcione correctamente, porque las personas colaboran para que todos estén mejor.

Gratitud: Reconocer y apreciar a quienes nos han ofrecido ayuda o beneficios. Es un acto de que fortalece las relaciones y fomenta el sentido de comunidad.